Un guía carcelario con el virus, a pesar de medidas en las cárceles

El primer caso de coronavirus (COVID-19) en una cárcel de Quito se confirmó el último fin de semana, pese a las medidas sanitarias que puso en vigencia días atrás la Secretaría Nacional de Atención Integral a las Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI).

Un guía penitenciario del Centro de Detención Provisional de El Inca, en Quito, fue confirmado con la enfermedad y llevado a estar aislado. En un comunicado, la SNAI aseguró que el servidor se “contagió en el exterior del centro penitenciario” y que se identificó a otros 16 agentes de seguridad para ser incluidos en el cerco epidemiológico. No se ha informado sobre casos de presos afectados.

El organismo indicó que están ‘preparados’ para los contagios en los centros. Para ello aprobaron un protocolo de “Lineamientos, medidas de prevención, contingencia y reacción ante la emergencia sanitaria COVID 19” el 27 de marzo que establece, por ejemplo, la implementación de un pabellón para aislar a los posibles contagiados, con servicios de desinfección.

La medida más fuerte del protocolo fue prohibir las visitas; además, se aplican cuidados sanitarios para los guías y los proveedores de alimentos.Se permite el ingreso de abogados, pero bajo prevenciones sanitarias. Las personas que se acerquen a un centro deben usar mascarilla y podrán dejar “útiles de aseo, gel antiséptico y vitamina C” que se entregarán a su familia.

Los servidores de seguridad que reciben a un preso verificarán la documentación que legalice su ingreso y pondrán “especial atención al certificado médico y si presenta síntomas como tos seca, fiebre, malestar general”.

Deja una respuesta