Ecuador enfrenta un día complicado por el paro de transporte

La paralización del gremio del transporte ha tornado difícil la movilización de miles de ecuatorianos a sus puestos de trabajo. Aunque Quito y Guayaquil anunciaron que los buses municipales trabajarían con normalidad, la ausencia de buses urbanos afiliados a los gremios del transporte han afectado el traslado. 

Por ello, decenas de camionetas particulares, furgonetas no afiliadas y taxis piratas prestan el servicio de transporte. En Guayaquil, los miembros de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) estaban en las calles vigilando el normal desarrollo del tránsito. A pesar de ello, en las calles Machala y Brasil, decenas de taxistas federados han bloqueado en paso en esa importante avenida del centro de la ciudad.

También se ha demostrado la solidaridad de los ecuatorianos al invitar a trasladarse a otros ciudadanos en vehículos particulares. 

El gremio de la transportación exige la derogatoria del decreto ejecutivo 883 que desde las primeras horas de la madrugada de este jueves eliminó el subsidio a las gasolina extra, ecopaís y el diésel.

La Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH) fijó los precios en terminal (sin margen de comercialización) este 3 de octubre en $ 2,16 los nuevos precios de las gasolinas extra y ecopaís. El diésel 2 y premium se comercializará en terminal a $ 2,10. A estos valores, las gasolineras deben añadir el margen de comercialización.

En algunas estaciones de servicio se observó esta mañana que el precio a la venta al público pasó de $ 1,85 a $ 2,39 la ecopaís y subió de $ 1,03 a $ 2,30 el diésel.

Fuente: El Universo

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: