El coronavirus entra en el palacio de Buckingham

La reina Isabel II, que cumplirá 94 años en menos de un mes, se refugió la semana pasada en el castillo de Windsor, residencia privada de la monarca y su familia. Fue una medida de profilaxis necesaria, dado el trasiego de personalidades que recibe Buck ingham, sede de la Jefatura del Estado. Ahora hemos sabido que un asistente de palacio ha dado positivo en el test del COVID-19.

No ha trascendido el grado de proximidad de ese asistente con la reina pero sí que todo su entorno laboral ha sido aislado. Y no son pocos: en Buckingham trabajan alrededor de 500 personas, entre funcionarios y contratados, si bien su oficina de prensa no ha querido hacer valoraciones más exhaustivas.

Aunque en un principio el primer ministro, Boris Johnson, fue partidario de una actitud laxa ante la pandemia, el Reino Unido ya se encuentra en pleno repliegue al modo español e italiano. Así, la prensa inglesa especula con una alocución de la reina en los próximos días con objeto de levantar la moral de su súbditos; un mensaje al estilo del que Felipe VI pronunció el miércoles pasado para los españoles, el más visto desde que se registran audiencias, con 14,6 millones de espectadores.

Isabel II ya ha emitido un comunicado al respecto: “Muchos de nosotros tendremos que encontrar nuevas formas de mantenernos en contacto y asegurarnos de que nuestros seres queridos estén a salvo. Estoy segura de que estamos a la altura de ese desafío.

“Estamos enormemente agradecidos por la pericia y el compromiso de nuestros científicos, médicos y servicios públicos y de emergencia; pero ahora más que en ningún otro momento de nuestro pasado reciente, todos tenemos un papel de vital importancia que desempeñar como individuos, hoy y en los próximos días, semanas y meses”.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: