Cuál es la diferencia entre virus y bacterias

Los dos agentes causantes de enfermedades infecciosas más comunes son los virus y las bacterias. Ambos son patógenos invisibles a la vista, permitiendo su contagio de persona a persona de forma sigilosa. Aunque muchas veces se los utiliza como sinónimos, los especialistas explican que no deben confundirse. Aquí te mostramos sus diferencias

Virus

Los virus no son organismos vivos, ya que solo crecen y se reproducen dentro de las células huésped que infectan. Cuando se encuentran fuera de estas, los virus están inactivos. Por lo tanto, su “vida” requiere el secuestro de las actividades bioquímicas de otra célula viva.

Una gran familia

La profesora de fitopatología y microbiología ambiental y biología, Marylin Roossinck, estima que 200 tipos de virus infectan a las personas y que unos cientos de miles lo hacen en otros mamíferos. Si además se tienen en cuenta aquellos que infectan plantas, bacterias y otros organismos, los virus se convierten en los grandes protagonistas de la biósfera.

No son solo malignos

A pesar de su connotación negativa, no todos los virus son “malos”. Como ejemplo, Roossinck señaló que existen virus que infectan plantas y a su siguiente generación, a través de las semillas, otorgando una mayor facilidad para la absorción de nitrógeno o extendiendo la longevidad de las semillas infectadas. Otros virus logran brindar a las plantas una mayor tolerancia a la sequía o al frío. 

Bacterias

Las bacterias, por otro lado, son organismos vivos que consisten en una sola célula que puede generar energía, producir su propio alimento, moverse y reproducirse (generalmente por fisión binaria). Esto permite que vivan en muchos lugares desde tierra, agua, y plantas hasta el cuerpo humano), sirviendo para muchos propósitos.

Función beneficiosa

Las bacterias cumplen muchos roles vitales en la naturaleza, además de ser infecciosas. Por ejemplo, descomponer la materia orgánica en productos químicos utilizables por las plantas o mantener el buen funcionamiento intestinal. Las bacterias incluso saben cómo “trabajar en equipo”, mediante un proceso llamado detección de quórum.

Talla

Las bacterias son gigantes en comparación con los virus. Las más pequeñas tienen aproximadamente 0,4 micras (una millonésima parte de un metro) de diámetro, mientras que los virus varían en tamaño (entre 0,02 y 0,25 micras). Esto hace que la mayoría de los virus sean submicroscópicos, incapaces de verse en un microscopio óptico ordinario, por lo que debe recurrirse a uno electrónico.

Infección viral

Los virus infectan una célula huésped y luego se multiplican por miles, dejándola e infectando otras células del cuerpo. Por lo tanto, una infección viral será sistémica y se extenderá por todo el cuerpo. Las enfermedades sistémicas causadas por una infección viral incluyen dengue, influenza, polio, sarampión, VIH o el nuevo coronavirus (COVID-19), por ejemplo.

Infección bacteriana

La infección causada por bacterias patógenas o por las toxinas (endotoxinas) que producen suele limitarse a una parte del cuerpo, descrita como una “infección localizada”. Los ejemplos más comunes de infección bacteriana son amigdalitis, cólera, intoxicación alimentaria, neumonía, tétanos o tuberculosis.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: