Nacionales,  Nacionales Destacadas

Ministro de Economía dice que el pago de los sueldos de enero se retrasará al menos dos semanas

El ministro de Economía Juan Carlos Vega Malo, dijo, durante el programa radial Rebeldes sin Pausa, que se prevé pagar con retraso de al menos dos semanas los sueldos del sector público correspondientes a enero de 2024. Esto quiere decir que se espera pagar durante las dos primeras semanas de febrero.

«Si vamos a tener un poco de retraso. No vamos a lograr a pagar exactamente a tiempo. Esperamos hacerlo máximo en las dos primeras semanas de febrero», aseguró el ministro.

En Febrero, se espera tener un mayor flujo de caja porque se recibirán  los primeros anticipos de empresas grandes sobre ventas de enero.

Asimismo,  Vega Malo afirmó que ingresarán en la caja fiscal  las utilidades del Banco Central del Ecuador (BCE) del 2023, entre las que se encuentra la venta de parte del oro de las reservas internacionales.

Mientras se reciben esos flujos adicionales, el ministro de Economía recalcó que se priorizarán los pagos de sueldos de enero.

«Estamos realmente apretados. Iremos priorizando. Primero son las Fuerzas Armadas y la Policía; también están los profesores y los médicos. Con eso ya llegamos a un porcentaje alto de los servidores públicos. Lo que le aseguro es que el último en cobrar será el ministro de Economía», puntualizó

El Gobierno de Daniel Noboa mantiene la esperanza de que se apruebe el aumento del IVA en la Asamblea y con eso, además de tener ingresos inmediatos para gastos, también se abrirá la puerta para créditos externos con multilaterales. La meta es poder conseguir entre $2.000 millones y $4.000 millones de esos créditos externos para 2024.

Además, Vega Malo también dijo que están buscando recursos a través de otras vías como la renegociación de los contratos con las telefónicas.

Según el exministro de Economía, Fausto Ortiz, aunque el enero se prevé cerrar con una recaudación de impuestos de alrededor de $1.300 millones, que es un nivel parecido al de los dos años previos, la abultada cuenta de atrasos por más de $4.500 millones complica los pagos.

A eso se suma las pocas expectativas de ingresos petroleros altos que ayudan a que no aumenten mas los atrasos.
«A escoger bien los perdedores», aseveró Ortiz en relación a que el Gobierno deberá escoger a quien le quedará a deber.

Fuente: La Hora