Cuenca,  Cuenca Destacadas

Niños y ancianos son usados para mendigar en Cuenca

Niños y ahora ancianos son las personas que más usan las ‘mafias’ para promover la mendicidad en Cuenca. Esta organizaciones irregulares incluso generan ‘puestas en escena’ que causan lástima con el fin de generar más recursos.

Dar caridad no es la mejor forma de ayudar a personas en situación de mendicidad. Esto porque solo perenniza la presencia de mafias y organizaciones irregulares que se aprovechan de niños y, ahora, adultos mayores para obtener dinero.

Solo en Cuenca se estima que existe entre 40 y 50 núcleos de personas que se dedican a pedir dinero en las calles del Centro Histórico. Es decir, un promedio de 120 y 150 personas.

Esto, según datos de Cristina Almeida Mocoso, coordinadora de las Juntas Cantonales de Protección de Derechos de Cuenca, para quien es fundamental dejar de entregar dinero para no perpetuar el abuso a, sobremanera, niños, adolescentes y ancianos.

“Si dejamos de regalar plata, incluso alimentos, cortamos de raíz este fenómeno, pero, sobre todo, a las mafias detrás de quienes piden dinero en las calles”, agregó Almeida.

Cuenca se ha convertido en un imán del turismo nacional y extranjero y con esto también crece la mendicidad con ‘puestas en escena’ que provocan lástima.

Gracias a estas ‘escenografías’, un menor de edad reúne, en promedio, entre 40 y 60 dólares diarios producto de la mendicidad. Los montajes incluyen animales, mujeres embarazadas o con bebés en brazos.

Estas acciones “son crueles”. Las personas bajo el dominio de las organizaciones, trabajan entre 10 y 12 horas al día “pasan bajo solo, lluvia, en polvo e incluso les quitan chompas y zapatos para provocar más lástima”.

Fuente: Mercurio