Cuenca,  Cuenca Destacadas

Los 10 radares de la EMOV EP aún no podrán multar

Los 10 radares que instaló la Empresa de Movilidad (EMOV EP), del Municipio de Cuenca, en la Circunvalación Sur y en la avenida Carlos Arízaga Toral, aún no podrán multar. Esto a criterio de tres juristas.

Esto porque Diego Merchán y Henry Cortez, administradores de este contrato de instalación de estos radares, solicitaron el último viernes que se hagan algunos acondicionamientos antes que inicien su operación.

Merchán es el titular de la Jefatura de Tránsito, de la EMOV EP; y Cortez actualmente está como encargado de la Subgerencia Administrativa de esta misma institución.

Ellos pidieron que se calibren los márgenes de error y distancias de registro que tienen los paneles informativos de estos radares. Asimismo, que se mejoren los soportes físicos de estos.

Además: que se pinten con pintura termoplástica las leyendas de señalización horizontal, y que se garantice que las pantallas de los radares no estén tapadas por la vegetación.

La semana pasada la EMOV EP anunció que desde ayer estos equipos comenzarían a multar por exceso de velocidad, giros indebidos, irrespeto de semáforo y bloqueo de intersecciones o pasos peatonales.

Reacción

Esto provocó la reacción de Cristian Zamora, nuevo alcalde de Cuenca, quien ha advertido que dejará sin efecto esta contratación porque considera que es ilegal. Ha denunciado irregularidades.

Para la colocación de estos y de 32 radares más la EMOV EP firmó un contrato con el Consorcio Móvil Technology Ecuador, como un socio estratégico.

Esto es parte del proyecto denominado: Implementación de una Plataforma Integral de Gestión, Control y Sanción de Infracciones de Tránsito a Través de Equipos Tecnológicos.

El Consorcio Móvil Technology Ecuador planifica hacer una inversión de 7.292.000 dólares en 12 años. El 40% de lo recaudado será como recuperación de lo invertido.

Multas nulas

Para Rubén Calle, expresidente del Colegio de Abogados de Azuay (CAA): “no debería ponerse en ejecución este proyecto porque hay una observación de los propios administradores del contrato”.

Agregó: “esto es mucho más efectivo inclusive que las observaciones que pudo haber hecho la Comisión de Fiscalización, de la Asamblea Nacional; y la Contraloría General del Estado (CGE)”.

Calle señaló que en caso de que estos radares apliquen sanciones estas serían nulas, puesto que en las impugnaciones se podría demostrar que no están calibrados adecuadamente.

A criterio de Luis Brisbani Diaz, abogado y especialista en tránsito “no podrían ponerse en funcionamiento debido a los problemas técnicos e inconvenientes que existen, hasta que los reparen…”.

“Hasta que se emita un informe adecuado de estos radares que son temas de calibración, de mover cámaras y eso, y una vez colocadas estas efectivamente podrían ya entrar en funcionamiento…”, indicó.

Con esto también coincidió Pablo Moscoso, abogado y asesor en contratación, quien acotó que mientras los administradores del control no den el visto bueno de cumplimiento estos equipos no deben operar.

Fuente: Mercurio