Actualidad,  Destacadas

La extraordinaria vida de Harry Styles, el artista que pasó de trabajar de panadero a convertirse en una superestrella de la música

Harry Styles se dio a conocer en 2010 cuando se presentó a una audición para participar en el reality show X Factor de la televisión británica.

Harry Styles canta, actúa y también hornea.

O por lo menos lo hizo antes de comenzar una espectacular carrera que lo ha llevado a convertirse en uno de los mayores fenómeno de la industria de la música en la actualidad.

El artista británico ganó este domingo el más codiciado de los premios de la industria de la música, el Grammy al mejor álbum del año.

Fue gracias a su disco Harry’s House, que desde que fue lanzado en mayo de 2022 ha ido acumulando premios y elogios entre los críticos de la música por la “fabulosa reinvención” que ha tenido Styles, “una de las estrellas más queridas de la música pop”.

La revista Rolling Stone lo menciona incluso como “un Mick Jagger” de nuestra época, que es capaz de asumir con naturalidad su papel de megaestrella de género fluido y pasar sin problemas de rock a soul y de ahí a baladas con “abundante encanto”.

Aunque sus letras no terminan de convencer y Will Hodgkinson, crítico del periódico The Times, considera que se trata de su punto débil, cree que el álbum en sí es una obra magistral que le permite “convertirse en un artista creíble sin alienar a las hordas de fans adolescentes que lo convirtieron en una sensación del pop en primer lugar”.

El factor inicial

Harry Styles se dio a conocer en 2010 cuando se presentó a una audición para participar en el reality show X Factor de la televisión británica.

Tenía 16 años, recién había terminado la escuela secundaria y trabajaba los sábados, según contó, en una panadería en Holmes Chapel, el pueblo en que creció en el noroeste de Inglaterra.

En redes sociales lleva años circulando la edición de un video sobre ese día en el que se ve a Harry conversando con Simon Cowell, conocido magnate de la música, productor y juez de ese programa cazatalentos.

Cowell le pregunta por qué se había presentado al programa y Harry le responde que su mamá le decía que cantaba bien.

Las mamás, normalmente, no saben”, fue la tajante respuesta de Cowell.

Harry cantó a capella Isn’t She Lovely de Stevie Wonder y sorprendió a dos de los tres jueces (el propio Cowell y a Nicole Scherzinger) para lograr participar en el concurso.

No le fue del todo bien al ser eliminado en la categoría de solista, pero estuvo entre los escogidos para formar parte de una banda juvenil de cinco integrantes que terminó en tercer lugar en el mismo programa.

¿El nombre de la banda? One Direction.

Ascenso meteórico

One Direction rompió récords en todo el mundo y llegó al número uno del Billboard 200, la lista que clasifica los albumes má exitosos en Estados Unidos, con sus primeros cuatro álbumes entre 2012 y 2014.

Llovieron los premios, las entradas de sus conciertos se agotaron y sus integrantes se hicieron famosos en todo el mundo.

Pero en 2015, para sorpresa de sus fans, y luego de la salida de uno de los miembros de la banda, Zayn Malik, se anunció que se tomarían un descanso con el objetivo de probar suerte como solistas.

En un principio la fama los siguió a sus proyectos individuales y tanto Styles como Zayn y Niall Horan lograron alcanzar el número uno con sus primeros trabajos.

Pero el único que se ha mantenido en ascenso desde entonces ha sido Styles, quien también llegó hasta lo más alto con su álbum Fine Line en 2019 y ahora con Harry’s House.

A esto se une el éxito de su canción As It Was con la que estuvo 15 semanas consecutivas en el número uno en Estados Unidos y fue la más escuchada en todo el mundo en 2022 en la plataforma Spotify.

También tuvo primer papel protagónico en el cine junto a Florence Pugh en Don’t Worry Darling (“No te preocupes, cariño”).

Siendo una de las claves de este fenómeno su capacidad de conectar con la gente con substancia musical y con un estilo que lo colocan a la par de figuras icónicas como David Bowie, según escribió en The Conversation la catedrática en Comunicación de la Universidad de Tecnología de Sídney, Liz Giuffre.

“La música pop es importante porque une a la gente”, explicó Giuffre.

“Y Harry Styles lo hace a gran escala con su música. Independientemente de que su estilo sea de tu gusto o no, su valor no solo se demuestra en las millones de ventas, sino en el poder de las conexiones que crea entre sus fans”, concluyó.

Todo con solo 29 años recién cumplidos.