Actualidad,  Actualidad Destacadas,  Destacadas

Maluma y Marc Anthony, dos estrellas que dejaron todo en el escenario, pero no lograron llenar en su totalidad el Estadio Modelo Spencer

Esta noche el género urbano y la salsa se reencontraron en el estadio Modelo Alberto Spencer donde los artistas Maluma y Marc Anthony cantaron.

La noche de este domingo 9 de octubre el género urbano y la salsa se reencontraron en el estadio Modelo Alberto Spencer donde los artistas Maluma y Marc Anthony compartieron escenario por primera vez en Guayaquil, donde cantaron por separado, dejando al público con las ganas de escucharlos interpretar juntos Felices los 4.

Cuando eran las 21:00 y unos minutos más, el colombiano Maluma apareció en el escenario montado con dos pantallas gigantes a los laterales. Una blusa de seda beige y unos pantalones flojos fueron el outfit elegidos para abrir su presentación de la mano de su famoso tema Hawai.

“Una bulla Ecuador” dijo en los primeros minutos mientras desde las diferentes localidades gritaban y saludaban al ‘Papi Juancho’.

“¿Guayaquil están ready?…no los escucho ¿están listos?”, preguntó ante un estadio que aún tenía algunos vacíos en los palcos y tribunas.

Con la finalidad de precautelar el orden, la empresa organizadora Alive Production optó porque las puertas del lugar se abrieran a las 15:00. Sin embargo, hasta las 19:40 la gente continuaba llegando al estadio, mientras el artista invitado Beéle se enfrentaba ante la presencia de una asistencia que aún se congregaba.

En las diferentes localidades el comercio no faltó, así como sus elevados costos. Una hamburguesa se comercializaba a $4.00, una botella con agua a $3.00, una Güitig bordeaba los $4.00; mientras que una lata de cerveza se la podía conseguir en $4.00 (o más) y los whiskys estaban entre $90 y $180.

A diferencia del concierto de Daddy Yankee en Guayaquil, el ingreso al estadio se dio con total tranquilidad. En los exteriores del lugar se comercializaban sombreros colombianos, cintillos con el nombre de Marc Anthony y Maluma y una gran cantidad de revendedores se agrupaban para ofrecer entradas de todas las localidades. Personal de la policía custodiaba las entradas.

‘Maluma Baby’ dejó al descubierto algunos de los detalles que caracterizan su presencia física. Los asistentes de los primeros puestos pudieron ver de cerca los tatuajes y ostentosas joyas de brillos como su reloj, pulseras, cadenas y anillos. Aunque para este concierto no lució su exclusivo y costoso collar de oro blanco de 18k y con 15.000 diamantes, inspirado en su perro Buda.

El intérprete aprovechó para agradecer al país que le abrió las puertas desde el primer momento. “Buenas noches Guayaquil.. Ecuador fue uno de los primeros países que creyó en mi por eso quiero agradecer por apoyar a Maluma Baby”, expresó en los primeros minutos de su show.

“Quiero hacer un brindis muy especial con mi gente de Guayaquil porque desde hace muchísimo tiempo que no venía a su tierra y siempre que vengo la paso de puta madre. Gracias por ser tan amorosos… quiero agradecer a todas las personas que están detrás de todo esto, no solo los organizadores, sino a los de seguridad, a los que limpiaron los camerinos todos ellos”, manifestó el colombiano con una copa en mano, cuyo contenido terminó dentro de él.

Su actuación estuvo marcada de sensualidad, coquetería y energía compartida con su público y su cuerpo de baile, conformado solo por mujeres. El artista cambió su vestuario en tres ocasiones, lució una blusa floreada y al final optó por un vestuario completamente blanco.

Entre los temas que cantó se encontraba 11 PM, Madrid, Corazón, Junio, Sobrio, Vente pa’ acá,Cuatro Babys, Felices los 4Chantaje, entre otros.

Un salsero y ‘besucón’ Marc Anthony prendió la noche

Cuando eran las 11:26 de la noche un elegante Marc Anthony apareció en el escenario, y en medio de una sentida algarabía, arrancó su esperado show con la canción Pa’lla Voy. Un traje negro y sus infaltables gafas oscuras fueron parte de su outfit de la noche.

Enseguida cantó temas como Valió la pena, Y hubo alguien, y Hasta ayer. Lo acompañó su orquesta compuesta por intrumentos como trompetas, bombos, timbales, y más que prendieron la noche debajo de una luna llena. Y como si se tratara de un director con su batuta, dirigió a sus músicos al ritmo explosivo de la salsa y moviendo sus delgados brazos de un lado para otro.

‘Te amo con toda mi alma’, le dice Maluma a Marc Anthony durante su concierto en Quito

“¡Qué lindos son!”, dijo a su público, a quien en más de una ocasión envió besos volados. “mua, mua, mua”, expresó el estadounidense/puertorriqueño en medio de una fanaticada que se fundía en gritos y en “Te amo Marc”.

“Muchas gracias por darme la oportunidad de compartir con ustedes”, dijo antes de sonreír y cantar su romántico sencillo Flor pálida.

Annthony rompió los protocolos, se despojó se sus oscuros lentes, se los entregó a su novia Nadia Ferreira que lo acompañaba tras telones, y dejó ver sus ojos cafeces claros. El momento se coronó de energía cuando el salsero tomó prestada la batería para regalar un solo que hizo vibrar el Alberto Spencer.

La noche continuó con un homenaje a Juan Gabriel y José José al interpretar sus versiones de Abrázame muy fuerte y Almohada, respectivamente. Enseguida interpretó su versión del tema ¿Y cómo es él?, de José Luis Perales; un tema que fue interpretado a todo pulmón.

“Ya se acabó el lloriqueo ¿Dónde están mis salseros? ¿Quieren salsa?”, gritó para cerrar este momento baladístico y continuar con canciones como Qué precio tiene el cielo o Mala. En esta canción se le salió el in-ear (auricular) pero aún así siguió cantando con la misma energía y tapando su oído con su mano izquierda. El dispositivo lo recuperó en la canción Te conozco bien.

En vista del notorio espacio que aún había en algunos palcos, el público pudo desplazar con soltura sus pasos de salsa. Algunos bailaban al ritmo de Anthony en pareja, otros lo hacían a solas, pero todos se dejaban contagiar de la energía del artista.

Avanzado el concierto, Anthony empezó a hacer descansos de aproximadamente un minuto por cada canción. En estos cortes la música paraba y las luces se bajaban. Algunos asistentes no vieron agradable estas pausas y otros pensaron que era para recuperar fuerzas por parte del salsero y su equipo.

Su espectáculo lo fue cerrando con sus poderosos temas comoParece viernes, Tu amor me hace, y Vivir mi vida.Y por supuesto, al final no pudo faltar su último beso volado cuando el reloj ya anunciaba que era la 1:00 am.

Aunque el público se mostraba satisfecho con la actuación del salsero, se quedaron con las ganas de escuchar el tema Felices los 4 interpretado por primera vez en Guayaquil por Marc Anthony y Maluma.

Finalizado el espectáculo de Anthony, el Dj que estuvo a cargo de animar la jornada, anunció la presentación de Pipe Bueno, que en principio estuvo programada para las 19:00, según información compartida por la empresa organizadora Alive Prodution. A pesar del anuncio del artista colombiano, la gran mayoría del público optó por abandonar el estadio, dejando sin público al intérprete de Te hubieras ido antes.