Actualidad,  Actualidad Destacadas,  Destacadas

‘Guayaquil siempre ha sido importante en estos 20 años de carrera’, sostiene Fonseca; el artista colombiano vendrá en noviembre con su Tour Viajante

El cantautor aterrizará en Ecuador para ofrecer dos conciertos, en Quito (el 24 de noviembre) y en Guayaquil (el 26 del mismo mes).

Fonseca es un hombre constante, y esa cualidad también se refleja en su música. Una propuesta que, como él mismo dice, ha ido creciendo y manteniéndose durante dos décadas como parte de un servicio a sus seguidores. Sí, un obsequio que realiza, en cada estreno, cuando aterriza en forma de canción los sentimientos de quienes aman dedicar sus letras y que reflejan alguna situación particular que estamos viviendo.

Juan Fernando Fonseca Carrera, ganador de siete premios Latin Grammy, retomó nuevamente sus actuaciones en vivo, ahora con Tour Viajante, una gira que lo traerá de regreso a Ecuador en noviembre (24 en Quito y el 26 en Guayaquil), país al que define como su segundo hogar y que le abrió las puertas a su internacionalización.

En medio de su recorrido por España, el intérprete de éxitos como Te mando flores, Eres mi sueño, Arroyito, Háblame bajito y Besos en la frente conversa con este Diario sobre Viajante,el disco del que se desprende también el tema Pasa, escrito por el bogotano con Mauricio Rengifo yAndrés Torres, también producido por Mauricio y Andrés, con la participación del grupo mexicano Matisse (Melissa, Pablo y Román).

Y para mí, ‘Viajante’es eso. Es el resultado de llegar hasta el fondo del alma en una travesía por diez canciones que reflejan mi vida y lo que soy ahora. El proceso de este álbum ha sido el más intenso que he vivido. Han sido épocas distintas y así mismo lo fue todo el recorrido de composición y producción. Entrego un álbum del que me siento muy orgulloso, y espero que mi música siga sirviendo para sanar, para enamorar, para bailar y para todo lo que la música siempre pueda acompañar. Con ‘Viajante’quiero celebrar estos 20 años de carrera. Soy y seré un viajante por siempre, y mis canciones son mi manera de ir describiendo este camino”.

¿Qué historia nos cuenta en Pasa, ft. Matisse?

Pasa es una canción que quiero mucho y que, como dices tú, hace parte de Viajante,que además la hago con los Matisse, que es una banda que desde que los oí desde la primera vez me encantaron y, pues, conectamos inmediatamente. Y Pasa es una canción que es muy sincera y es muy honesta, y yo creo que a todos en la vida nos ha pasado, en algún momento, que le hacemos daño a alguien que queremos mucho sin realmente haberlo pensado y, mucho menos, haberlo querido. Y eso es Pasa: como que yo nunca quise hacerte daño, pero a veces pasa.

Para mí una de las frases más importantes de la canción, y por eso es una canción que quiero mucho por su melancolía en la melodía y lo que tiene la canción como tal me encanta pero sobre todo me parece que tiene un mensaje sincero y honesto.

Lograr que una relación se mantenga saludable y estable a través del tiempo es un desafío, y Fonseca es prueba de ello. Hace poco compartió un video en el que recopila las fotos desde 1994 hasta la actualidad junto con su esposa, Juliana Posada. ¿Cuál ha sido el secreto de su relación?

Pues, mira, ahorita que hablábamos de eso, de ser uno quien realmente es… Y yo creo que al final del día, cuando eso pasa, las cosas perduran.

No quiero decir que sea fácil ni color de rosa, pero una relación, al final del día, es para guerrearla, para estar ahí, para irla construyendo. Y he tenido la suerte con mi esposa de conocernos, pues, desde muy niños, desde muy jóvenes, y de realmente saber quién es el otro; y eso al final del día te permite construir algo que pueda durar en el tiempo. Y me siento muy agradecido y absolutamente privilegiado de contar esa historia. Por eso quise compartir esas fotos y compartir ese video, que, por lo general, yo en mis redes sociales no es un tema que normalmente haga, pero empecé a mirar fotos, porque vamos a hacer un libro para celebrar estos 20 años de carrera, con todo el lanzamiento de Viajante, y ahí fue que comencé a escarbar en esos baúles de recuerdos y cosas, y me encontré con una cantidad de fotos tal que dije: “Esto está muy bonito”. Y quiero compartirlo, y ahí hemos estado todos esos años, espero que el resto de la vida. Y a seguir guerreando, porque una relación es un tema de ir construyendo y seguir andando. Eso para nadie es perfecto y para nadie es fácil; es del día a día, y nos sentimos orgullosos de la familia que tenemos.

Si el tesoro más valioso que se tiene es la familia, ¿qué es lo más valioso que tiene y ha construido con Juliana como pareja?

Creo que hay algo que Juliana y yo hemos logrado conservar desde siempre, y es que, más allá de cualquier otra cosa, somos muy amigos. Juliana y yo podemos sentarnos y hablar horas, y contarnos bobadas o la vida o las cosas importantes y no tan importantes. Y ahí hay una parte importante de una relación, donde tú puedas tener al lado un amigo o una amiga, entre muchas otras cosas. Pero creo que eso es algo que hemos construido y que tiene mucho valor y que, más allá de los hijos y más allá de la carrera de cada uno y más allá de la familia de cada uno, pues, te da un vínculo que siempre tienes ahí, porque esa es la persona a la que le cuentas lo que piensas, lo que sientes, todo. Para mí, esa es una de las cosas más importantes que construimos hace muchos años y que hemos mantenido.

¿Qué contenido tendrá el libro que está preparando como parte de la celebración de estos 20 años con Viajante?

Pues, es un libro de recordar, de agradecer, de celebrar. Va a tener historias. Lo que quisimos hacer fue escoger las canciones más importantes de mi carrera y las colaboraciones más importantes de mi carrera y, con base en eso, contar las historias detrás de cada una de ellas, bien sea en la composición o cómo se vivió la colaboración, porque cada una es un universo. Eso es lo que estamos haciendo: un libro de muchas fotos para contar la historia en imágenes también, y contar esta gira que estamos arrancando para celebrar este Tour Viajante, y celebrar este momento de la vida.

Ecuador es una de sus paradas obligatorias en sus giras musicales. ¿Qué recuerdos tiene de nuestro país?

Yo siempre lo digo y no me canso de repetirlo, porque para mí es un recuerdo muy importante: el primer concierto que yo tuve fuera de Colombia, cuando arrancaba en el 2005… Bueno, yo arranqué en el 2002, pero en el 2005 tuve mi primer concierto fuera de mi país, y fue en Ecuador. Entonces, para mí sin duda es un segundo hogar. Llegar con este Tour Viajante es muy importante. Regresar a Guayaquil —donde estaremos el 26 de noviembre en el coliseo Voltaire Paladines Polo— es muy importante, y voy a llevar el repertorio con las canciones más significativas, y obviamente habrá sorpresas. Obviamente será una noche inolvidable, porque no solamente es el Tour Viajante, sino una celebración de estos 20 años, y Guayaquil siempre ha sido parte esencial de estos 20 años de carrera.

¿Qué le diría el Fonseca que celebra estos 20 años al Fonseca que iniciaba su carrera?

Pues, lo primero que le diría es que sí valieron la pena todas esas noches de desvelo y de soñar. Yo me acuerdo que me pasaba muchísimo eso en la época del colegio, de soñar toda la noche con hacer conciertos y estar en un estudio de grabación, y terminaba durmiendo tardísimo, y estaba al otro día como un zombi en el colegio. Pero estoy seguro de que todas esas noches de soñar, hacer música y estudiar, y ese convencimiento profundo y ese amor intenso por la música y hacer canciones, definitivamente me han mantenido aquí, detrás de lo que quiero y detrás de lo que sueño. Le diría que sí valió la pena estar soñando y creyendo que esto era posible; si no, no se habría dado.

¿En qué momento, antes, durante o después de la pandemia, Fonseca se dio cuenta de que parte de lo más valioso de su vida es la música y el contacto con su público?

Una de las grandes reflexiones que tuve durante la pandemia era esa (…), cuando estuve tanto tiempo fuera de los escenarios y la música era de los mundos que más incertidumbre manejaban, porque no sabíamos cuándo íbamos a regresar a los escenarios. Eso me hizo pensar muchas cosas y, al final, una de las conclusiones que tuve es que nosotros, como músicos, estamos para servir. Y creo que, al final del día, todos en este mundo venimos a servir de una manera u otra, a través de nuestra carrera y profesión. Nosotros, como músicos, lo que hacemos es aterrizar sentimientos, volvernos canciones y que, quien quiera hacerlas propias, las tome y las haga parte de su vida. Ese es nuestro servicio a la vida, a la gente, y eso es lo más bonito que yo encuentro cuando estoy en un concierto o en las redes sociales, cuando recibo una historia sobre una de mis canciones. Ese es mi servicio. (E)