Cuenca,  Cuenca Destacadas

Grupo delictivo sometió a conductor y robó vehículo en Cuenca

Asaltantes sometieron a un conductor y le robaron el vehículo para desmantelarlo y abandonarlo con destrozos.

Una agrupación delictiva asaltó a un ciudadano que se encontraba en su vehículo Hyundai Tucson, estacionado, en las calles César Dávila y Alfonso Moreno Mora.

La madrugada de este domingo 19 de junio, cuatro delincuentes sorprendieron a la víctima y se llevaron el automotor. El delito fue captado por una cámara de seguridad. El video revela que los asaltantes aprovecharon que las puertas del vehículo no estaban con los seguros y abrieron el automotor, mientras el afectado se encontraba en el asiento del conductor.

El ciudadano fue sometido, despojado de sus pertenencias y luego sacado a jalones del vehículo. Finalmente, los delincuentes se llevaron el vehículo.

El caso fue puesto en conocimiento de la Policía Nacional y también el video del robo fue difundido en redes sociales, como parte de la búsqueda.

Horas después, ya en horas de la mañana del mismo domingo, moradores del Cruce del Carmen de la parroquia Sinincay se percataron de la presencia del vehículo Tucson, abandonado en un costado de la vía. Los delincuentes dejaron allí el automotor luego de desmantelarlo y de causarle destrozos por choques.

Las modalidades de robo de vehículos son diferentes en la ciudad de Cuenca. Son varios los robos captados por cámaras de seguridad que revelan el accionar de los delincuentes en las vías para el robo de accesorios de vehículos, robo a transeúntes y también de ingreso a domicilios.

Tras el último robo del vehículo Tucson, varias personas con el uso de redes sociales criticaron que el delito de robo de accesorios de vehículos es alimentado por los autores de los robos y por quienes compran los objetos robados.

Repetidos robos de accesorios

En Cuenca, uno de los delitos de incidencia es el robo de accesorios de vehículos. Los accesoristas desmantelan vehículos estacionados en las vías, en afueras de viviendas. Además, ingresan a zonas residenciales como condominios y urbanizaciones para forzar las seguridades de los vehículos, así robar los accesorios de los tableros de los vehículos, del área del motor y mandos eléctricos. Uno de los accesorios preferidos ensla denominada memoria electrónica o cerebro del automotor.

Los vehículos desmantelados quedan inservibles hasta que sus propietarios consigan nuevamente los accesorios. 

Fuente: El Mercurio