Nacionales,  Nacionales Destacadas

Los indígenas estamos en riesgo», advierten ganadores del «Nobel ambiental

Guardianes de la naturaleza que ven amenazada su supervivencia es como se definen los jóvenes indígenas amazónicos Álex Lucitante y Alexandra Narváez, ganadores del Premio Medioambiental Goldman 2022 por el precedente legal que su comunidad sentó en Ecuador contra las prácticas extractivas no consultas.

«El día en que los territorios indígenas lleguen a desaparecer, nosotros, como cofanes, vamos a desaparecer también», expresó Lucitante en una entrevista con Efe desde la Amazonía ecuatoriana, donde hace un lustro emprendió una cruzada contra la minería de oro en el lecho del río Aguarico, sagrado para su comunidad.

A inicios de año la Corte Constitucional de Ecuador respaldó en un fallo que sentó jurisprudencia el derecho de los pueblos indígenas a decidir sobre su territorio en el conocido como Caso Sinangoe, tras la demanda de la nacionalidad indígena A’i Cofán por no haber sido consultada sobre decenas de concesiones mineras en sus territorios ancestrales.

RECONOCIMIENTO A UNA COMUNIDAD

De 29 años y estudiante de derecho, valora el premio, considerado el Nobel medioambiental, como un reconocimiento al trabajo colectivo de la pequeña comunidad de Sinangoe conformada por 300 miembros, «que nos ayuda a visibilizar al mundo la lucha diaria de las comunidades indígenas».

Hijo de una familia de sanadores tradicionales, advierte del «riesgo» que afrontan «las nacionalidades indígenas del mundo» por la destrucción de sus ecosistemas, el ninguneo de gobiernos a legislaciones ambientales y de respeto a los pueblos indígenas básicas, y la consiguiente erradicación de sus culturas.

Fuente: El Comercio