Cuenca,  Cuenca Destacadas,  Destacadas

Lluvias de marzo y abril están dentro de los rangos históricos

En Cuenca en marzo de este año cayeron 104,7 milímetros (mm) de lluvia, lo que equivale al 93% de la cantidad promedio de precipitación que suele caer históricamente este mes: 112,8 mm.

Esto de acuerdo con los registros de la estación de medición que tiene el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMHI) en el aeropuerto Mariscal La Mar, de Cuenca, administrado por la Corporación Aeroporturaria de Cuenca (CORPAC).

Cristina Valdivieso, analista en pronósticos y alertas hidrometeorológicas, del INAMHI, explicó que en abril normalmente llueve 123,3 mm. en Cuenca y que en lo que va de este mes ya ha llovido 93,12, que es cerca del 76%.

Valdivieso detalló que inundaciones y aluviones como los que se dieron últimamente en Azuay: en Santa Isabel y Sayausí, son producto de fuertes precipitaciones en las estribaciones de cordillera.

Además, son el resultado de suelos saturados de humedad y erosionados por malas prácticas del ser humano como por ejemplo: deforestación y explotación indiscriminada de terrenos.

Cambio climático

Juan Carlos Tamayo, ingeniero en medio ambiente e investigador en cambio climático, explicó que cada milímetro de agua de lluvia equivale a un litro por cada metro cuadrado (m²).

“A finales de 2021 todas las previsiones apuntaban a que los primeros cinco meses de 2022 iban a ser de una sequía bastante marcada, especialmente, en la Cuenca del río Jubones…”, detalló.

Y acotó: “ese iba a ser un comportamiento atípico del clima porque los primeros meses del año generalmente son de lluvia, pero estamos viviendo un cambio climático y estas variaciones pueden presentarse…”.

De acuerdo con Tamayo, los aludes ocurridos en Sayausí, el domingo 27 de marzo, y en Cataviña el 21 de abril, fueron producto de lo que se conoce como cumulonimbus o también llamadas cumulonimbos.

Estas son nubes de gran desarrollo vertical, internamente formadas por una columna que es de aire cálido y húmedo, el mismo que se eleva en forma de espiral rotatoria.

Fuente: El Mercurio