Actualidad,  Actualidad Destacadas,  Destacadas

‘Si no trabajamos no comemos porque no somos Maluma, J Balvin, ni Bad Bunny’, dice tras la pandemia Jhonatan Luna, quien en su ‘esencia’ retorna al vallenato pop

El cantante colombiano radicado en Ecuador presenta su disco que incluye colaboraciones con intérpretes de distintos géneros.

Jhonatan Luna es un hombre sencillo. Tiene once años de carrera y cada vez que se sube a un escenario lo vive con la misma intensidad que en sus inicios. No es egoísta. Quiere que su música relate sus vivencias, que comparta a sus seguidores parte del presente que crea en cada proyecto que desarrolla. Se entrega por igual en un espectáculo masivo que durante una serenata íntima y esa ‘esencia’ es la que recrea en su nuevo álbum, un trabajo en el que impregna un nuevo estilo a canciones destacadas de los músicos invitados.

Mix en vida (Provinciano, Verbenita, En vida) es el reciente sencillo que presenta el artista colombiano junto con Gerardo Morán, producción con la que actualmente recorre varias ciudades de la Sierra ecuatoriana. Con el acompañamiento de su acordeonista Anddys Arraut en cada una de las interpretaciones, Luna se ha enfocado en la promoción de este disco de fusión vallenato pop en el que retoma su raíz musical.

“El título se lo pusimos al final justamente por cómo se dio el álbum. Le pusimos Mi esencia porque pensando a fondo, mi esencia es compartir, no solamente lo que sé hacer sino lo que sé en general y ese mismo hecho ha logrado que me reúna con muchos personajes del medio. Siempre estoy contándoles a todos, sin guardarme nada, no sé si sea bueno o malo, qué hice para que algo me funcione. Y en el tiempo de pandemia, con el proyecto Música desde caleta logramos conversar con muchos artistas y estar conectados en esa época en la que necesitábamos hacer arte y hacer música”, señala el artista de 36 años.

Luna detalla que después de esta iniciativa nació la idea de desarrollar un proyecto en el que pudiera darles un nuevo sonido a canciones de otros artistas nacionales. “Cantar covers no es el fuerte del artista nacional porque es como que no te sientes un artista profesional y yo toda la vida he pensado lo contrario: el modelo de la música, el negocio en Ecuador es justamente el show y para poder respaldar y sostener un show de 40 minutos o una hora solo con tus canciones, genial, pero mientras eso pasa creo que de alguna forma tú tienes que resolver y respaldar ese show con covers y así se me ocurre con mi acordeonista, con el que llevo tocando desde el 2015, grabar las canciones de los artistas nacionales pero en el formato que yo manejo con acordeón, de fusión vallenato con pop, y les planteé a los más allegados”, menciona.

Maykel (A prueba de todo), Jorge Luis Del Hierro (Prisionero), Douglas Bastidas (Un nuevo amor), Lisandrito Meza, nieto de Lisandro Meza (Mix cumbia del amor: Zenaida, Cumbia del amor, El machoson los artistas que se unieron a este álbum.

“En principio iba a ser para redes (la producción), pero queríamos hacerlo bien hecho, y todo fue cogiendo forma, fuimos grabando los temas. Grabamos primero A prueba de todo Prisionero, y quedó tan bacán que incluso ellos me dijeron que esto debía hacerlo con promoción e incluirlo en los shows. Así es como arranca todo, por agosto u octubre del año pasado”, indica el intérprete, quien detalla además que uno de los bajistas que participaron en esta producción discográfica es parte del equipo de la colombiana Karol G.

“Esta empatía nos unió durante la pandemia, en la que nos dimos cuenta de que estamos al mismo nivel, que nadie es más que nadie, que definitivamente si no trabajamos no comemos porque no somos Maluma, no somos J Balvin, no somos Bad Bunny. Somos artistas nacionales que de alguna forma estamos en la lucha y todos vivimos de los shows, no de las reproducciones, porque esa es la realidad de la industria musical ecuatoriana”, Jhonatan Luna, cantautor.

Te empeliculaste es otro de los temas que están en el disco, de la autoría de John Mindiola. El videoclip de este single ya disponible en redes sociales, se estrenó en marzo.

“Los videos los grabamos, todos, en un solo día. Era necesario porque si no era muy difícil cuadrar distintas fechas con cada uno de ellos. Armé un grupo de WhatsApp e insistí como por un mes entero para que estuviéramos de acuerdo en la fecha. Grabamos un set de canciones, como si fuera un show, en las bodegas de Pixilin de Francisco Ortega, un muy buen amigo. Ahí armamos un set, grabamos todo un día las ocho canciones. Empezamos a las 09:00 y terminamos a la 01:00″, agrega.

‘Dicen que soy muy mayor, y la edad no importa, es solo un número’, asegura Carolina Jaume a propósito de su ingreso al reality ‘El poder del amor 2′

Es amigo cercano de Christopher Vélez, integrante de la agrupación CNCO, y fueron justamente las recomendaciones del ecuatoriano las que sirvieron de guía para establecer la estrategia de promoción de este álbum. “Yo tengo una bonita relación con Christopher, conozco a su mamá desde hace años y a él le pregunté la mejor forma de presentar el material, si se presentaba todo o por temas, él me dio algunos consejos. Así decidimos sacar una canción cada quince días”, dice Luna, de 36 años.

Cumpliendo metas

Luna, quien llegó al país con apenas 17 años y como integrante del grupo Los Niches, abrió su estudio de grabación junto con su socio Jacob Cueva, quien ha confiado en su talento y lo ha acompañado en su crecimiento como empresario artístico.

“Cuando comenzamos a trabajar dejé de pensar que el dinero era solamente para la casa y la familia y nunca pensaba en mi carrera. Ahora ya distribuía para la promoción, para el show y fue después de La niña de mis ojos que mi carrera tomó un giro”, revela Luna, quien admira la trayectoria de Marc Anthony y le gustaría emular los logros que ha conseguido el intérprete de Vivir mi vida y Valió la pena.

“Marc Anthony es un hombre que canta boleros, canta reguetón, canta pop, canta salsa y todo lo hace bien y eso está muy chévere y yo quiero hacer algo así con este formato. Me encanta que la gente baile, que la gente cante, algo así como Alberto Barros”, agrega Luna, quien presentó su primer sencillo como solista (Pienso en ti) en el 2008.

Ese estreno, que logró una gran acogida del público, fue la antesala de una crisis profesional, revela. “Yo estuve como en el limbo musical, por decirlo así, tres años. Después de Pienso en ti, yo sacaba canciones y nada funcionaba. Fue durísimo porque me convertí en un artista que la necesidad lo hacía ir (a un show) por lo que me ofrecían. Fue muy duro y justamente en el 2014 fui a conversar con varios mánagers, varios representantes, y Jorge Luis Bohórquez (Borkis) me dijo algo que me hizo pensar. Ahí recién me pongo a pensar y me puse a buscar un género que no tuviera en Ecuador un exponente propio y así fue que encontré mi fusión vallenato”, agrega Luna, quien participó en el reality Cantando por un sueño (2007), programa del que resultara ganador.

La niña de mis ojos, en el 2015, fue el lanzamiento que le dio un giro a su propuesta musical y carrera. Este tema escrito para su hija tiene una fusión de acordeón, congas, caja vallenata y pop.