Nacionales,  Nacionales Destacadas

La presidenta de la Asamblea usa a la justicia como último recurso para evitar su remoción

Después de que el pasado viernes Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea Nacional, aseguró ser una “mujer desprendida”, que no se aferraba al cargo, ayer se contradijo, pues decidió emplear a la justicia constitucional para frenar la intención de investigarla y posteriormente removerla.

Llori presentó una demanda por la supuesta amenaza de violación de sus derechos constitucionales y junto a esta solicitó una medida cautelar en contra del pleno de la Asamblea, con la cual espera detener la creación de una comisión para investigar a los miembros del Consejo de Administración Legislativa (CAL), incluida ella.

La acción judicial fue presentada por Llori junto a Santiago Salazar, procurador judicial de la Asamblea, en la que se solicita, de forma expresa, que se evite que el pleno conozca, debata o resuelva el pedido para la creación de la Comisión pluripartidista para investigar las acciones del CAL.

Según la denuncia, los opositores de Llori pretenden vulnerar lo que establece la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL) y lo dispuesto por el procurador Íñigo Salvador, el cual, en su pronunciamiento del pasado 9 de marzo, dejó claro que, el único mecanismo para investigar a un asambleísta es tras la presentación de una denuncia en su contra.

“El procedimiento de investigación debe observar la secuencia establecida por los artículos 19 y 166 de la LOFL: calificación de la denuncia por el CAL, sustanciación por la comisión pluripartidista ad hoc y la decisión final recaerá en el pleno”, señaló Llori en su pedido de medidas cautelares.  

Tras un mes de tensión interna, de constante interrupción de las actividades parlamentarias, finalmente Llori parecía haber accedido a tratar en el pleno el pedido de creación de la Comisión que investigaría al CAL, propuesta por la nueva mayoría conformada por correístas, socialcristianos y la fracción “rebelde” de Pachakutik.

En el pleno de la Asamblea, convocado para las 11h00, Fausto Jarrín, asambleísta correísta, ya logró incluir como propuesta para el cambio del orden del día la creación de la mencionada Comisión, pero ahora se desconoce si Llori dejará que se trate el tema o si apelará a su pedido de medidas cautelares y nuevamente, por tercera ocasión, suspenderá la sesión, alegando “falta de garantías”.

Fuente: El Mercurio