Deportes,  Deportes Destacadas

El atletismo ecuatoriano muestra una nueva generación de plusmarquistas

En el último año se ha dado un fenómeno poco común y muy importante para Ecuador en el mundo atlético. En seis pruebas se han pulverizado marcas que permanecían intocables por dos o tres décadas en la categoría absoluta.

Manuel Bravo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, dice que se debe al desarrollo mismo de la disciplina en los últimos años. “Ha habido una constante evolución”, precisa.

Los dueños de las nuevas marcas son atletas que por su juventud bien podrían seguir mejorándolas siempre con el apoyo de las autoridades para que puedan continuar con ese roce internacional.

Bravo considera que a corto y mediano plazo podrían caer otras marcas como en medio maratón donde Martha Tenorio ostenta la mejor marca en damas con 1h11m40s desde el 23 de agosto de 1998; y en varones, Rolando Vera, con 1h01m36s desde el 24 de septiembre de 1994

“Queda una deuda pendiente, con algunos récords que ya son antiguos, para este año, entre ellos el récord de maratón” que está en poder de Silvio Guerra (2h09m49s) desde el 19 de octubre de 1997.

El récord más longevo, en la absoluta, está en heptatlón con la pichinchana Nancy Vallecilla quien alcanzó un puntaje de 5925 en Alemania el 26 de mayo de 1985. Le sigue el de Liliana Chalá en 400 metros. La también pichinchana cronometró 52.9 segundos en Sao Paulo, Brasil, el 11 de octubre de 1987.

“Romper un récord no es de la noche a la mañana, es un trabajo largo”, precisa Bravo tras soltar que por proyección de marcas en el último año el cuencano Cristian Vásconez y el latacungueño Segundo Jami son candidatos para buscar el récord en maratón.

“No dudo por ejemplo que Carmen Alder Caisalitín rompa la marca de 3.000 obstáculos, de 3.000 y 5.000 planos en el próximo año, por qué no en este. El sistema americano de por sí premia a los mejores deportistas con becas en las universidades y ella este momento está en una de las más catalogadas del deporte, por ahí van a venir grandes alegrías, creo yo”, sentencia Bravo.

Otros récords antiguos están en 3.000 metros obstáculos que impuso Pablo Ramírez con 8m48m50s en 1997; y en Impulsión de Bala que colocó Carmen Chala con 15.20 metros en 1995.

Fuente: El Mercurio