Nacionales,  Nacionales Destacadas

Fiscalía investiga abandono de adulta mayor en iglesia de Guayaquil

La Fiscalía General del Estado informó este miércoles 16 de marzo de 2022 que abrió una investigación de oficio por el presunto delito de abandono de una persona de la tercera edad en la iglesia de San Francisco, en Guayaquil. 

El caso de Luz María, una adulta mayor de 87 años, está en manos de la Fiscalía Provincial del Guayas. La tarde del lunes 14 de marzo la mujer fue abandonada en una silla de ruedas sin motivo alguno en el interior del templo, ubicado en el centro del Puerto Principal. 

En un video subido a las redes sociales se observa cómo un hombre sin identificar ingresa a la iglesia empujando la silla de ruedas donde se hallaba la adulta mayor. Luego el individuo sale del sitio simulando que hablaba por su teléfono celular y nunca más regresa a recoger a la mujer

Tras la alerta que los usuarios dieron en redes sociales, en horas de la noche acudieron al lugar miembros de la Empresa Pública de Desarrollo Acción Social y de Educación (DASE), del Municipio de Guayaquil. Ahí ayudaron a Luz María y la trasladaron al albergue Volver a soñar. 

Luz María permanecerá en el lugar recibiendo todas las atenciones necesarias, señaló la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri.  

¿Cuál es la sanción por abandonar a una persona? 

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece que las personas que abandonen a los adultos mayores serán castigadas con prisión de 1 a 3 años y de 16 a 19 años, de acuerdo a los agravantes. 

El texto del artículo 153 del COIP manifiesta textualmente: “Abandono de persona.- La persona que abandone a personas adultas mayores, niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad o a quienes adolezcan de enfermedades catastróficas, de alta complejidad, raras o huérfanas, colocándolas en situación de desamparo y ponga en peligro real su vida o integridad física, será sancionada con pena privativa de libertad de 1 a 3 años. Las lesiones producto del abandono de persona, se sancionarán con las mismas penas previstas para el delito de lesiones, aumentadas en un tercio. Si se produce la muerte, la pena privativa de libertad será de 16 a 19 años”. 

Fuente: El Comercio