Nacionales,  Nacionales Destacadas

La crisis económica influye en las compras de Navidad

Los centros comerciales de Quito y Guayaquil están llenos de personas, a pocos días de la Navidad. Sin embargo, muchos de ellos solo observan vitrinas, averiguan precios, pero limitan sus compras a lo estrictamente necesario.

Sus hábitos de consumo se han modificado debido a la crisis generada por la pandemia. Por lo general, piensan gastar menos que el año pasado.

Un estudio realizado por el Departamento de Investigación de la Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil (UTEG) señala que el 46% de personas consultadas planea gastar menos dinero que el que destinó para las festividades del año pasado y el 35% estima que gastará el mismo monto. Apenas el 18,4% señaló que gastará más.

Lorena Viteri, que acostumbra a comprar regalos para toda su familia en esta época, señaló que en esta Navidad los detalles serán de menor precio porque la economía no alcanza. “Les daré algo pequeño, un recuerdito, ya que todo el año no les doy nada”.

La mujer de 40 años ha presupuestado un monto igual al del año pasado para realizar las compras, pero busca ofertas para ahorrar un poco más.

Antes hacía las compras con una o dos semanas de anticipación cuando le pagaban el bono navideño o decimotercer sueldo. Pero ahora, completará las compras el 24 de diciembre, cuando está previsto que le depositen el monto.

El ahorro es lo que más han notado los comerciantes. “Les importa el precio mucho más que años anteriores. Antes se fijaban más en la calidad”, señaló María Espinoza, que tiene un local en el Centro Comercial El Tejar, en el Centro Histórico de Quito.

Con ello coincide Eduardo Mite, que tiene un frigorífico en el centro de Durán, en Guayas. “La gente ya no se gasta así no más la plata”, dijo.

En su negocio, las personas preguntan por un pavo, que según el peso puede llegar a unos USD 45, y muchas veces terminan llevando una gallina, que cuesta cerca de la mitad, para la cena navideña.

“Hay que cuidar cada centavo”, sostiene Karen Moncayo, madre de familia de cinco miembros. Ella señala que también decidieron bajar los gastos. “La cena es con pollo y ya no hay regalos para cada uno, jugaremos al amigo secreto entre los miembros de la familia”. El monto máximo es de USD 15, “para comprar algo significativo”.

Sin embargo, pese a estos ajustes en el consumo, en el caso de la producción de carne de pavo, la Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave) señaló que es 25% superior a la del 2020. Es decir, que la producción del 2021 estará al mismo nivel de la del 2019, antes de la pandemia.

Asimismo, Miguel Ángel González, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), señaló que la facturación de diciembre tiende a subir un 40% frente a un mes normal. La Navidad es la festividad que da mayor impulso a la economía.

Según estimaciones de la Cámara, la facturación local a escala nacional aumentará en el último bimestre 3% frente al mismo período de 2019 (prepandemia).

En uno de los centros comerciales del norte de Guayaquil, Mariuxi Montoya, vendedora de una cadena de electrodomésticos, señaló que los clientes solamente preguntan precios y no compran, comportamiento que, ella sostiene, mantienen durante la primera mitad de diciembre.

Ya compraron en Black Friday, ahora esperan el décimo para comprar lo que les falta. Pero se nota que piensan mucho antes de decidirse”.

Fuente: El Comercio