Internacionales,  Internacionales Destacadas

La cuarta oleada golpea con fuerza al sureste y centro de Europa

El centro y sureste de Europa se han convertido en los nuevos focos de la pandemia del coronavirus en Europa, con una virulenta cuarta oleada que, propiciada por bajos índices de vacunación, ha elevado las tasas de infecciones y mortalidad hasta máximos absolutos.

Los expertos atribuyen la gravedad de la situación a la llegada del frío y la expansión de la variante delta del SARS-CoV-2 -más contagiosa que las cepas anteriores- en poblaciones poco inmunizadas.

Los datos más recientes de la plataforma Our World in Data revelan una correlación clara entre los bajos índices de vacunación y las altas tasas de mortalidad en la región, sobre todo en la parte sureste de Europa.

En Bulgaria, el país más pobre de la Unión Europea (UE), está a la cola de la inmunización, con apenas un 22,5 % de la población inmunizada por completo, y a la cabeza en la tasa de mortalidad, con una media diaria de casi 23 muertos por cada millón de habitantes.

La situación contrasta con la de países como España, donde cerca del 74 % de la población está vacunada dos veces y la tasa media de muertes diarias se situaba en 0,58 por millón de habitantes.

Las autoridades sanitarias de los países más golpeados han adoptado nuevas restricciones, sobre todo para los no inmunizados, para impulsar la vacunación.

BULGARIA Y RUMANÍA, LOS MÁS GOLPEADOS

Bulgaria informó hoy de un nuevo récord de muertes diarias por covid, con 334 fallecidos en las últimas 24 horas.

Solo en octubre murieron por covid-19 más de 3.000 personas, siete veces más que en el mismo mes del año pasado.

Con 723 pacientes de covid en cuidados intensivos, cuando la capacidad máxima de las ucis se estima entre 750 y 800 camas, los hospitales búlgaros están al borde del colapso.

Aunque en Rumanía la cifra de contagios ha caído un 50 % en los últimos días, a unos 10.000 casos diarios, la situación es crítica con más de 300 muertes diarias y cerca de 19.000 hospitalizados, un 10 % de los cuales están en ucis.

Muchos hospitales continúan colapsados o al límite de sus capacidades, lo que ha obligado a trasladar a decenas de pacientes a otros países y a suspender las hospitalizaciones no urgentes.

Menos de un tercio de la población rumana ha recibido la pauta completa de una vacuna, con lo que Rumanía es el segundo país menos vacunado de la EU, solo por delante de Bulgaria.

En Serbia, que no es miembro de la UE, las muertes diarias han ido aumentado también en las últimas semanas hasta alcanzar el domingo pasado un nuevo máximo, con 69 fallecimientos.

Fuente: El Mercurio