Internacionales,  Internacionales Destacadas

WikiLeaks ve inaceptable que justicia falle a favor de EE.UU. sobre Assange

El director del portal WikiLeaks, el periodista islandés Kristinn Hrafnsson, consideró hoy «totalmente inaceptable» que el Tribunal Superior de Londres pueda fallar esta semana a favor de Estados Unidos en su recurso para que el activista australiano Julian Assange sea extraditado a ese país a raíz de nuevas evidencias.

El periodista islandés expuso su punto de vista en un encuentro con medios de comunicación celebrado dos días antes del arranque del juicio de apelación de Washington -que se celebrará el miércoles y jueves- contra la decisión de una corte británica de rechazar la entrega de Assange a EE.UU. -que le acusa de espionaje- bajo el argumento de que existe «riesgo de suicidio».

«Es impensable que el Tribunal Superior llegue a otra decisión que no sea la de respaldar la decisión adoptada (el pasado enero) por la Corte de Magistrados (de Westminster). Cualquier otra cosa es totalmente inaceptable», afirmó Hrafnsson.

La mera posibilidad de que el recurso presentado por las autoridades de Washington prospere supondría, según dijo, «una mancha en el sistema de este país» al tiempo que remarcó que ese hipotético escenario sería «devastador para el Reino Unido, si el juez decide revertir la decisión de la Corte de Magistrados».

«Este caso es ilegal desde el principio al final. Todo es una farsa», aseveró el periodista de investigación.

En la misma rueda de prensa, la abogada Stella Moris, pareja de Assange y madre de dos de sus hijos, aludió a las «nuevas evidencias extraordinarias» que existen ahora sobre el caso, publicadas hace unas semanas por el portal Yahoo News.

En ellas se destapa un complot orquestado por la CIA (cuando Mike Pompeo estaba al frente de la agencia) para «secuestrar o asesinar» al australiano cuando aún estaba refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.

Según esas pruebas, una empresa de seguridad española (Undercover Global S.L), -que está actualmente siendo investigada en Madrid- pudo haber espiado al activista -colocando cámaras ocultas o interceptando correos- cuando se encontraba asilado en la legación de Ecuador en la capital británica y podría haber formado parte de la citada conspiración contra Assange.

Moris valoró que este hecho «cambia las reglas del juego cara a la apelación ya que muestra la verdadera naturaleza, los verdaderos orígenes, la verdadera criminalidad de las acciones de Estados Unidos contra Julian (Assange) y mancha completamente cualquier parecido con la legalidad de este recurso».

Fuente: El Mercurio