Cuenca,  Cuenca Destacadas,  Destacadas

Colectivo gestiona recuperación de un camino prehispánico

El tramo se ubica en el sector Apangora de Challuabamba.

Recuperar un tramo de más de 200 metros de un camino prehispánico. Esa es la consigna de un colectivo integrado por moradores del sector Apangora, en la localidad de Challuabamba, de la parroquia Nulti. La iniciativa surgió desde hace más de dos años para convertir también este espacio en un potencial turístico de la ciudad de Cuenca.

El camino -un poco estrecho- atraviesa por la mitad de una que otra infraestructura y terrenos dedicados a la producción agrícola.

Unos muros laterales, así como una calzada y escalinata de piedra son evidentes en algunos pasajes del camino, pues la mayoría del trayecto se encuentra cubierto y deteriorado por la vegetación que ha ganado espacio con el transcurso de los años.  

El colectivo autodenominado “Camino del Inca” argumenta su solicitud en el resultado de un informe técnico de una inspección realizada por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), con fecha 14 de noviembre de 2019.

El Instituto recomendó en ese entonces acciones que la Municipalidad de Cuenca deberá realizar como: un registro y la conservación y preservación de este bien, que el INPC, lo considera “patrimonial”. Los municipios asumieron desde hace unos seis años atrás la competencia en cuestiones patrimoniales.

Las limitaciones de la pandemia de la COVID-19, cuyo primer caso en el Ecuador se registró en febrero de 2020 -y posteriormente- en marzo de ese mismo año se promovió la declaratoria de la emergencia sanitaria- frenó momentáneamente el ímpetu del colectivo que lo está retomando.

Mario Cabrera, coordinador del colectivo, dijo: “Pedimos la restauración técnica y la puesta al uso de la comunidad del camino. Nuestro propósito final es que este camino se logre integrar al tramo ya existente del Qhapaq Ñan declarado en junio de 2014”.

Cabrera recordó que la iniciativa surgió desde hace unos años atrás cuando leyó una nota periodística en un medio de comunicación. La nota decía que la, en ese entonces subsecretaría técnica del Qhapaq Ñan -sección Ecuador- (entidad anexa al INPC), sugería a las instituciones, gobiernos locales y ciudadanía en general -que conozcan o vivan al lado del Camino del Inca- que traten de iniciar un rescate de este bien.

Eduardo Pacheco, otro integrante del colectivo, enfatizó que a inicios de 2020 ya existió un primer encuentro entre los miembros del colectivo y representantes de la parroquia Nulti con las autoridades municipales de Cuenca, entre ellas, el alcalde Pedro Palacios.

“Como resultado, un documento -en el que se pedía que se amplíe el registro efectuado por el INPC- pasó a la Dirección de Áreas Históricas del Municipio. Sin embargo, la pandemia detuvo el proceso”, citó Pacheco.

Los integrantes del colectivo mantuvieron el pasado jueves un encuentro con la Dirección de Áreas Históricas del Municipio de Cuenca. En la reunión se analizaron algunas situaciones.

Juan Pablo Vargas, arqueólogo investigador de la Dirección de Áreas Históricas del Municipio de Cuenca, indicó que se debe realizar un proceso de diálogos con los pobladores de la zona “para entender cuál es el compromiso que también están teniendo las comunidades contiguos hacia este tipo de caminería”.

Fuente: El Mercurio