Nacionales,  Nacionales Destacadas

Fiscal Diana Salazar afirma que son $ 46.570 que se encontraron en el departamento de Mauro Falconí y son parte de una investigación por peculado

De las investigaciones jurídicas y políticas alrededor de la reunión social entre el defensor del Pueblo, Freddy Carrión, y el exministro de Salud, Mauro Falconí, emergió una nueva investigación por un presunto delito de peculado en el marco de un contrato de compra de pruebas rápidas de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa).

Este 1 de septiembre, en la sustanciación del juicio político que desarrolla la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional en contra del defensor del Pueblo, Freddy Carrión, compareció la fiscal general, Diana Salazar, quien aclaró y reveló hechos.

La Fiscalía investiga la presunta autoría por parte de Carrión del cometimiento de un delito de abuso sexual, cuando estuvo en el departamento del exministro de Salud Mauro Falconí, que terminó en una riña entre los dos “amigos”, en medio de la vigencia del estado de excepción por la pandemia del COVID-19.

Entre los incidentes que se produjeron en esa reunión entre el 15 y 16 de mayo, de la que se desprendió esta denuncia de presunto abuso sexual, la Fiscalía encontró en el departamento de Falconí $ 46.570.

La fiscal Salazar aclaró que no se trataba de $ 47.000, sino de $ 46.570 y que fueron hallados “gracias a la intervención de la Fiscalía, que como parte de la investigación se hace una exploración del sitio y fueron encontrados en el dormitorio máster y un cuarto contiguo”.

Este indicio forma parte de una investigación previa, que es reservada, y que según Salazar, “no tienen relación ni pertinencia con el delito de abuso sexual. Este dinero forma parte de una investigación por un delito relacionado contra la eficiencia de la administración pública”, indicó.

Al ser consultada sobre qué delito se investiga, la autoridad indicó que se trata de un presunto delito de peculado, relacionado con contratos de pruebas rápidas del Arcsa.

Fuente: El Universo