Uncategorized

Buses suspenderán servicio por crisis económica

Los transportistas urbanos tienen un déficit económico de un 50%, producto de la baja demanda de pasajeros, el incremento del diésel y el funcionamiento del Tranvía. Esta insostenibilidad conllevaría, en esta semana, la suspensión del servicio; desde el Municipio anuncian que la revisión de tarifa dependería de la decisión del Gobierno Nacional sobre los combustibles.

José Ochoa, socio de la compañía Diez de Agosto, cuenta que para el diésel requieren 40 dólares diarios, sin contar con el costo de mantenimiento de unidades o el pago de choferes. Adicional, desde el 2019 tienen, cada uno, una deuda bancaria de alrededor de 120.000 dólares, que solicitaron para el cambio de buses. En total son 475 unidades renovadas.

El ingreso diario que tenían, antes de pandemia, era de 800 dólares, en la actualidad no llega a 500 dólares; y, la merma de pasajeros es de un 60%, de los 890 que utilizaban cada día el servicio. Esta situación ha obligado a algunos transportistas a poner en venta las unidades.

Tarifa

Para Milton Wilches, presidente de la Compañía Cuencana de Transporte Urbano (Comcuetu. S.A), la demanda es el aspecto que más afecta; esperaban que, con el cumplimiento de la renovación de la flota vehicular y otros 30 compromisos, se aplique los 34 ctvs en la tarifa, como define la Ordenanza que Regula las Condiciones para el Mejoramiento de la Calidad del Servicio de Transporte Público de Pasajeros.

“Lamentablemente la pandemia vino, pero la normativa debía cumplirse… la renovación de la flota ha sido total; prácticamente toda la pandemia hemos subsidiado el transporte urbano, con dinero de los socios y empresas… ahora ya no hay más recursos…”, agrega.

El viernes pasado, desde la Cámara de Transporte de Cuenca, se envió un comunicado a la Alcaldía que indica, entre otras cosas, la entrega de las unidades al Municipio, ante la imposibilidad de pagar; y, el descontento por la falta de celeridad en la revisión de tarifas

Manolo Solís, presidente de la Cámara de Transporte, explica que no es la primera vez que informan al Alcalde sobre la situación. “… hemos solicitado, suplicado al Alcalde, representantes del GAD Municipal, que se revise la tarifa… hemos entregado la información de la Cámara; transparentado la información de gastos operativos e ingresos…”, añade.

Esta falta de recursos conllevará a suspender el servicio en esta semana; se reducirá la flota vehicular. “Las unidades dejarán de servir y se irán arrinconando en los garajes que tenemos: Terminal Terrestre, Feria Libre… el momento que tengamos recursos volveremos a operar”, manifiesta.

Fuente: El Mercurio