Cuenca,  Cuenca Destacadas,  Destacadas

Docentes con estragos por falta de alimentos

Dolores estomacales, musculares, de cabeza, diarrea y decaimiento son los estragos que sienten los docentes que mantienen 19 días de huelga de hambre; incluso, una de ellas fue trasladada a un hospital y ya no será parte de la protesta, así como otros nueve docentes que a nivel nacional se han retirado por quebrantos en su salud.

La manifestación exige al Gobierno Nacional y a la Corte Constitucional que ratifiquen la reforma a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI), en donde consideran se recupera derechos para estudiantes y docentes, protección frente al acoso y delito sexual, incorpora a profesionales especializados para la atención a estudiantes con necesidades educativas, entre otros.

La huelga de hambre en Azuay se desarrolla en las instalaciones de la Unión Nacional de Educadores (UNE). Ayer se sumó una docente más, proveniente de Zamora Chinchipe, ante la salida de su compañera.

Joselito Alvarado, dirigente de la UNE, rechazó las informaciones difundidas por el IESS. “Es un pretexto para privatizar el IESS. No puede quebrar con el pago a los docentes. Un maestro que se jubila, con 20 o 30 años de servicio, deja dos partidas y se convierten en dos aportes…”, agregó.

Responsabilizan al Gobierno y Corte Constitucional de lo que suceda con sus compañeros, quienes no deciden declinar hasta lograr una respuesta de los organismos estatales.

En los exteriores de la UNE se ha colocado diferentes carteles que explican el motivo de la manifestación y los días que llevan sin ingerir alimento; allá llegan docentes a escribir mensajes de apoyo y también brindan un aporte económico, en un buzón, para los medicamentos y demás necesidades. Adicional, reciben donativos como sueros, alcohol, agua, entre otros.

La vigilancia médica está a cargo de médicos particulares y de la Cruz Roja; y, entre docentes se apoyan con turnos para cuidar y prestar atenciones que requieran los huelguistas. Hay profesores jubilados que sumaron a esta protesta, pues son más de 1.500, quienes no reciben el pago de su pensión, desde el 2017.

El silencio de las autoridades les ha llevado a radicalizar la protesta. Anuncian que docentes de Cañar y Loja se unirán a la huelga de hambre. Al igual, cerrarán vías en cantones como Ponce Enríquez, Santa Isabel, Loja, Saraguro, entre otros.

Fuente: El Mercurio