Internacionales,  Internacionales Destacadas

Cinco preguntas para entender la propuesta de liberar las patentes de las vacunas contra el coronavirus

La propuesta de liberalizar las patentes de las vacunas de coronavirus temporalmente ha provocado diversas reacciones entre los países, además de una negativa de parte de las farmacéuticas que las han desarrollado.

Para los que lo proponen, esto permitiría acelerar la producción de vacunas, mientras que para otros sería mejor aumentar autorizaciones o buscar otras vías.

En tanto, para tener una idea más clara de por qué se habla de este tema, estas cinco preguntas pueden ayudar a entender mejor qué son las patentes y cuál es su importancia:

1) ¿Qué es una patente?

Una patente confiere al inventor de un producto o tecnología el derecho de impedir que otros utilicen dicha invención sin su permiso. No indica si el producto es seguro para el consumidor o si puede suministrarse. Los productos farmacéuticos patentados tienen además que someterse a pruebas y procedimientos de aprobación rigurosos para poder ser comercializados.

La solicitud de la patente no se hace cuando el producto está terminado, sino cuando recién se inventa.

2) ¿Cuánto duran?

Todas las patentes de inventos, no solo las médicas, tienen una duración de 20 años no renovables; a cambio de esta exclusividad, el inventor debe publicar los detalles de su invento para que cualquier persona lo pueda revisar para efectos de experimentación y el desarrollo de nuevas y diferentes innovaciones.

Desde que se patenta hasta que el producto sale al mercado pueden pasar 8, 10 o 12 años; por eso se dan 20, ya que en el tiempo restante ningún otro fabricante puede comercializar ese producto. Luego de ese tiempo se da autorización a otros fabricantes y surgen medicamentos genéricos de diferentes nombres.

No es necesario que una empresa farmacéutica o de cualquier otro sector espere ese tiempo para poder negociar con otras firmas acuerdos bilaterales para que estas fabriquen versiones genéricas, algo que se hizo —por ejemplo— con los fármacos contra el VIH-sida.

3) ¿Por qué se dan?

Para permitir que el fabricante original recupere la inversión realizada y pueda tener rentabilidad. Además de promover de esta manera que haya una mayor inversión desde diferentes sectores.

4) ¿Quién las otorga?

Cada país, y la Organización Mundial de Comercio (OMC) ayuda en la supervisión de estas en el comercio internacional. Sin embargo, no todos los países dan patentes exclusivas o respetan la propiedad intelectual de otros.

5) ¿Quién y por qué piden que se liberen las de las vacunas de coronavirus?

India y Sudáfrica han pedido ante la OMC una suspensión temporal de las patentes sobre las vacunas contra el coronavirus, que se contemplan en el llamado Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (TRIPS, por sus siglas en inglés), quizá hasta el fin de la pandemia; dicen que para acelerar y masificar su producción.

Esta ha sido respaldad recientemente por Estados Unidos y otros países como Rusia y Francia.

La propuesta choca con la abierta oposición de los gigantes farmacéuticos, pero también de algunos Gobiernos de los países donde esas poderosas multinacionales están instaladas, así como otros que no están de acuerdo por razones ideológicas o de eficiencia.

Fuente: El Universo