Nacionales,  Nacionales Destacadas

Casos de coronavirus en menores de edad aumentan; hay cuadros más complejos. Existen recomendaciones médicas

Desesperados. Así se encuentran padres y familiares de niños contagiados con coronavirus.

En redes sociales se pedía ayuda para que una niña de 6 años consiga un espacio en una casa de salud para cuidados intermedios-intensivos aquejada por coronavirus.

Nataly Arias, su madre, comentó que su hija ingresó al hospital IESS Quito Sur.

Diana Chiluisa buscaba también atención para sus hijos de 7 y 4 años. Uno de ellos presentaba dolor de garganta mientras que Cristina Terán aguardaba por los resultados de los exámenes que le habían hecho a su sobrina de 2 años.

Terán contó que la niña fue ingresada al hospital IESS Quito Sur porque, aparentemente se estaba ahogando con flema. En las últimas horas fue recibida en esa casa asistencial e inicialmente le pusieron oxígeno y le faltaba la respiración, expresó.

¿Cómo fue el contagio? Arias no lo sabía y pidió no exponer a los menores de edad. Terán presume que otros familiares llevaron el virus.

En ese hospital, que es centinela para la pandemia, hay también varios pacientes pediátricos por COVID-19.

Daniel Espinel, coordinador institucional de Emergencias Pediátricas del Hospital IESS Quito Sur, comentó que ha habido un aumento de casos, entre enfermedad moderada y grave, que lo estimó entre el 20% a 30% en relación con el inicio de la pandemia.

El galeno agregó que hay un repunte de casos, que se les podría atribuir a las nuevas cepas circulantes o a otras circunstancias sociales.

Espinel explicó que los niños llegaban con cuadros febriles persistentes y que en ellos no se presenta únicamente con síntomas respiratorios sino gastrointestinales, diarrea, fiebre, erupciones en la piel y ahora presentan afectación respiratoria y pulmonar grave.

Fuente: El Universo