Nacionales,  Nacionales Destacadas

Ministro de Salud considera que la variante P1 (brasileña) ‘en poco tiempo’ será de transmisión comunitaria y dice que le preocupa la sudafricana, que aún no es detectada en Ecuador

Las autoridades de Salud en Manabí aún están a la espera del pronunciamiento oficial del Inspi, organismo que debe validar o negar la muestra tomada a una paciente de este cantón, aunque ya el Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) confirmó la presencia de la variante P1, originaria de Brasil, en una prueba proveniente de Portoviejo.

Sixto Ibáñez, coordinador zonal 4 del Ministerio de Salud Pública, pidió calma a la ciudadanía y señaló que hasta ahora no se ha confirmado que la paciente sea portadora del virus.

Sin embargo, tomando los protocolos establecidos, se sugirió realizar el cerco epidemiológico en un radio de un kilómetro cuadrado de la residencia de la mujer, que se estima es en una parroquia urbana de la capital manabita, y a quien —según el funcionario anunció este lunes 19— se le tomó la prueba hace ocho días.

“Un cerco epidemiológico alrededor de la familia, mil metros alrededor de ello, y hasta el momento que la persona que es el caso índice de este grupo familiar, se estableció que es un miembro que viene de cadena de contagios en la familia, algunos han requerido hospitalización pero han salido; en este grupo familiar no ha existido fallecimiento de ninguno de sus miembros y de momento la condición de esta persona, que ha sido señalada como un probable caso de esta variante, se encuentra en una condición estable, ni siquiera ha requerido de ingreso hospitalario”, declaró Ibáñez.

Fuente: El Universo