Cuenca,  Cuenca Destacadas,  Destacadas

Inconformidad con pasaje rural en Azuay

Plantean volver a analizar valores y que se sancione a conductores que agreden a pasajeros.

Usuarios de buses interparroquiales expresan su descontento por las nuevas tarifas que se aplican en dichas unidades. Afirman que es necesario que el Concejo Cantonal analice de mejor manera este asunto, dado que, en algunos casos, las tarifas a lugares lejanos tienen un costo menor en relación al que se cobra a sitios cercanos.

Así por ejemplo, hacia el centro de Quingeo, la tarifa varía entre 75 centavos y 1 dólar, de acuerdo con la ruta que tome el bus (por Santa Ana o Cumbe, respectivamente). En este caso, el valor no habría cambiado. Sin embargo, en rutas más cercanas como Chilcachapar (Tarqui), el costo por pasaje es de 65 centavos, cuando antes costaba 50 centavos.

“La gente del campo no tenemos dinero, no hay trabajo ni nada (…) Antes, el pasaje costaba 50 centavos y ahora están cobran- do 65. Cuando llegó la pandemia se dieron el lujo de cobrar 50 centavos desde Tarqui hasta Chilcachapar y cobraban a la mala. Acepto que cobren hasta 60 centavos, que por lo menos cinco centavos quede para algo”, dice Rosa Zhagüi.

Con ella coincide María P., otra ciudadana que viaja hacia Zhizho (Cumbe). Ella denuncia que ciertos conductores son agresivos y no respetan las tarifas establecidas. La parada mínima tendría un costo de 50 centavos, afirma. Además, no aplicarían descuentos (media tarifa) para estudiantes y personas de la tercera edad o con discapacidad.

Fuente: El Mercurio