Deportes,  Deportes Destacadas

Torpezas de Neymar tienen furiosos a sus compañeros en el PSG

Neymar es un futbolista especial, eso es innegable. En forma, discute el trono mundial a cualquiera. El curso pasado, sin ir más lejos, llevó al PSG hasta la final de la Champions y sus números desde que aterrizase en París son estratosféricos: 83 goles y 47 asistencias en 105 partidos. Pero es en la última cifra, la de encuentros disputados, donde aparece el problema. Entre lesiones y sanciones, Ney se ha perdido demasiados encuentros (algunos de importancia suprema). Lo primero no puede evitarse, pero sí lo segundo.

El mejor ejemplo fue la visita del Lille. Inmerso en la desesperación de la derrota (0-1), un manotazo y un empujón acabaron con el 10 camino de vestuarios antes de tiempo. Una expulsión que podría costarle más de un partido y que no gustó entre sus compañeros.

L’Équipe dibuja esta última sentencia. El diario francés indica que Neymar, “cuando está en búsqueda de sensaciones tras semanas de ausencia, es un cóctel inflamable”.

El extremo firmaba su primera titularidad en semanas, ya que unas molestias en los abductores le apartaron de la dinámica del equipo. Ello provocó una versión acelerada del crack, el ir a remolque en un choque que costó el liderato de la Ligue 1 tampoco ayudó. Y es esta la cara que no gusta en el vestuario, publica diario AS de España.

Fuente: El Universo