Cuenca,  Cuenca Destacadas,  Destacadas

A la espera de resultados oficiales, los colectivos ambientalistas celebran una victoria del Sí en la consulta popular

A la par con las elecciones presidenciales, de asambleístas y de parlamentarios andinos, una papeleta más se incluyó ayer en el cantón Cuenca, para que la ciudadanía decida si se prohibe o no la explotación minera metálica a gran escala, según la delimitación técnica realizada por ETAPA EP, en las zonas de recarga hídrica de los ríos Tarqui, Yanuncay, Tomebamba, Machángara y de mediana escala en el río Norcay.

Los resultados oficiales se conocerán una vez haya concluido el conteo de votos de presidenciales y candidatos a la Asamblea.

Es la primera consulta popular que se desarrolla en el cantón sobre el cuidado de las fuentes hídricas, y se apoya en el artículo 398 de la Constitución del Ecuador, que reza lo siguiente: “Toda decisión o autorización estatal que pueda afectar al ambiente deberá ser consultada a la comunidad, a la cual se informará amplia y oportunamente…”.

Más del 83% de la población cuencana mantenía la intención de voto a favor del ‘Sí’, de acuerdo a los resultados de encuestas realizadas con anterioridad por parte de la Universidad de Cuenca.

“Esta consulta popular nos permite decidir sobre temas en los que nunca hemos emitido nuestro consentimiento”, indicó David Fajardo, representante del colectivo Yasunidos.

Fajardo sostuvo que la intención de esta consulta es “reparar las omisiones del Estado y de las empresas mineras”. El militante recordó además que, en caso de ganar el ‘Sí’, los resultados de esta consulta no tendrán efectos retroactivos, es decir, afectará únicamente a proyectos futuros y no se cancelará las concesiones mineras que han sido aprobadas en Cuenca, aunque si podrá impedir las actividades en aquellos proyectos que todavía no han alcanzado la etapa de explotación, indicó.

“En Cuenca, el único proyecto que se encuentra en fase de explotación es ‘Río Blanco’, pero de momento está suspendido de manera indefinida. El resto de proyectos como ‘Loma Larga’, todavía no alcanzan la fase de explotación, y por lo tanto, le afectan los resultados de la consulta”, explicó Fajardo.

Con él coincidió el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, quien refirió que se cuidó mucho la especificidad del contenido en las preguntas. En este caso, sobre la ubicación y delimitación de las zonas de recarga hídrica en Cuenca. Además, se hizo énfasis en la solicitud para prohibir la explotación minera, para evitar confusiones en términos legales.

“Hemos cuidado los detalles. ETAPA ha generado a lo largo de un tiempo la delimitación con coordenadas establecidas en cada una de las cuencas donde se ha determinado con creces que efectivamente son zonas de recarga hídrica (…) nosotros no estamos pidiendo reversión o eliminación de concesiones, lo que pedimos es la prohibición de explotación en esas zonas de recarga hídrica”, mencionó Palacios.

Fuente: El Mercurio