Internacionales,  Internacionales Destacadas

Pastor colombiano que anunciaba que el 28 de enero era el “fin del mundo” desapareció con el dinero de miles de creyentes

Aprovechando la fe ciega de varios de su seguidores, un pastor, Gabriel Alberto Ferrer Ruiz, huyó con una gran cantidad de dinero de sus creyentes en Colombia.

Ferrer había dicho a sus fieles que el pasado 28 de enero Jesucristo volvería a la Tierra para llevarse a los elegidos -el rapto-, quienes tenían que purgar lo malo vendiendo todo y cumpliendo otros requisitos.

Después de varios días de expectativa por la supuesta segunda aparición de Jesucristo pregonada por ese pastor y su secta religiosa asentada en una población rural del norte de Colombia, sus cerca de tres mil habitantes se quedaron esperando “el fin del mundo”.

Humildes viviendas dispuestas de manera desordenada en calles sin pavimentar por donde fluyen a cielo abierto aguas negras debido a que no tienen servicio de alcantarillado; Isabel López es una población rural del departamento caribeño del Atlántico, en donde feligreses de la congregación evangélica Berea anunciaron el día del “juicio final”.

Además de generar una natural incredulidad en sus habitantes, el supuesto mensaje bíblico de este pastor religioso de la ciudad de Barranquilla para que se congregaran en una precaria edificación del pueblo a esperar la segunda venida de Cristo se convirtió en el tema de conversación e incluso de burla.

Fuente: El Universo