Internacionales,  Internacionales Destacadas

Jóvenes crean y venden contenido sexual como salida a la crisis económica en Venezuela

A Valery le encanta su cuerpo. En su silueta semidesnuda, su cabello rizado y la ternura de sus facciones descubrió una oportunidad para ganarse la vida vendiendo fotos y videos de corte erótico en internet, lo que la hizo desistir de abandonar Venezuela.

Como ella, otros jóvenes venezolanos han encontrado en la venta de contenido sexual una salida a la crisis económica que sume al país con las mayores reservas mundiales de crudo en siete años de recesión y la inflación más alta del globo.

“Estaba loca por irme, porque no estaba viviendo bien (…). Ahora me quiero quedar en Venezuela gracias a OnlyFans”, cuenta Valery López, de 20 años, sobre esa red social, que nació como una plataforma para ‘influencers’, pero que ha derivado en una especie de centro de contenido adulto y pornográfico.

Valery encontró allí una atractiva fuente de ingresos: “Puedo pagarme [la mejora de] mis dientes, comprarme ropa…”, dice esta joven que acaba de hacerse un tratamiento de ortodoncia. “¿Quién está ganando ahorita 500 o 1.000 dólares mensuales? Nadie”.

Su canal tiene más de 50 suscriptores, todos extranjeros. A cada uno le cobra 10 dólares por mes, seis veces el ingreso mínimo mensual en Venezuela, pulverizado por la hiperinflación y la constante depreciación de la moneda local.

Es un punto que destaca Abel Saraiba, psicólogo y coordinador de la ONG Cecodap, enfocada en los derechos de niños y adolescentes.

Fuente: El Universo.