La inestabilidad de los mercados aviva retiros bancarios en Argentina

En un lento pero constante goteo, los argentinos retiran sus depósitos en divisas contagiados por la incertidumbre de los mercados sobre el futuro de Argentina en plena carrera hacia las presidenciales y en medio de la crisis económica.

En los últimos 30 días han sido retirados 2.600 millones de dólares, equivalentes a 8,2% del total de depósitos, según el Banco Central, y aunque los analistas descartan que se trate de un nivel preocupante alertan sobre los riesgos de que se convierta en tendencia.

«El conjunto de depósitos privados en dólares está en un nivel más que aceptable. Lo que preocupa es la tendencia. Es una dinámica de hormiga en la que todos los días hay retiros», explicó a la AFP Matías Rajnerman, de la firma Ecolatina.

Con un largo historial de crisis económicas que ha llevado a grandes y pequeños ahorristas a ver el dólar como refugio, Argentina combina actualmente la recesión y una de las inflaciones más altas del mundo con la incertidumbre política.

La bolsa, el peso y los bonos argentinos se hundieron luego de que en las elecciones primarias del 11 de agosto el opositor kirchnerista Alberto Fernández se erigió en claro favorito para las elecciones del 27 de octubre con una amplia ventaja sobre el liberal Mauricio Macri que buscará la reelección.

Fernández es un duro crítico del programa de ajuste aplicado por Macri para obtener el año pasado del Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito de 56.000 millones de dólares para estabilizar la economía.

La volatilidad de los mercados se profundizó tras la visita esta semana de una misión del FMI, ante la que Fernández y sus asesores económicos cuestionaron que «el último desembolso (del préstamo) ha sido íntegramente destinado a financiar la fuga» de divisas.

Para contener el tipo de cambio, el Banco Central ha intervenido en el mercado con montos de hasta 300 millones de dólares diarios. Sin embargo, el peso se ha depreciado más de 20% desde las primarias. 

Desembolso clave

Argentina espera una visita técnica del FMI que debe decidir sobre la entrega del próximo desembolso de 5.400 millones de dólares previsto para el 15 de septiembre.

«Si ese desembolso no se concreta, se puede precipitar una caída», consideró Rajnerman, al explicar que en este momento solo el Banco Central coloca divisas en el mercado.

«El sector privado tiene dólares, pero no los está ofertando», refirió.

Precisamente este miércoles el Banco Central asumió una directiva para propiciar la liquidación de divisas de los grandes exportadores, en particular los del sector de los cereales.

Aunque las reservas internacionales están en un nivel holgado de 57.400 millones de dólares, «no alcanzan para todo: pagar vencimientos de letras del Tesoro, intervenir en el mercado cambiario y devolver depósitos», alertó el economista Martín Vauthier.

«Por eso es tan importante que llegue el desembolso del FMI», subrayó.

Para la consultora Capital Economics, mayores reservas internacionales netas fortalecerían a Argentina frente a presiones externas, restaurarían la confianza de los inversionistas y ayudarían al gobierno a regresar al mercado global de capitales.

«Este último punto es clave para el FMI, que ha sostenido que la deuda externa argentina es abordable», destacó Capital Economics.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: